María Ana Paolo

AVATARES ONÍRICOS

Este proyecto es una recopilación de deidades que encontré mientras dormía. Escena que deja entrever pequeños rituales religiosos, momentos donde conceptos y elementos naturales se vuelven avatares y  toman cuerpo para dejarse adorar.

El mito de lo profundo

Para agasajar al avatar de la profundidad,  los hombres suben a sus canoas cargados con canastas de pétalos. Reman al mediodía cuando el sol esta directamente sobre el medio del lago, donde el agua es tan negra que parece como si no tuviese fondo.  Siempre es un día sin viento.

Cuando todos llegan al lugar, esparcen de a puñados los pétalos, siempre rojísimos. Cantan y apoyan las palmas sobre el agua para que el canto llegue a lo más hondo del lago.

La profundidad los ve. Sube a recibirlos, llegando a casi rozar la madera de los barquitos. Escucha quieta con la boca abierta inmensa, sin hacer la más mínima ola.

Cuando los pétalos mojados se comienzan a hundir, los hombres hacen silencio. El momento pasó. Lo profundo se enrosca, se hunde, y vuelve a si mismo.

Trabajo 01 - Avatar de la profundidad

Anuncios